martes, 17 de febrero de 2009

Veinte detenidos en una operación contra la pornografía infantil

Veinte personas han sido detenidas en varias ciudades españolas durante una operación policial contra una red de pornografía infantil en Internet que han coordinado los Mossos d'Esquadra.

En la operación, llevada a cabo por la Unidad Central de Delitos Informáticos de la policía catalana, han participado también efectivos de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Ertzaintza.

Fuentes de los Mossos han informado de que la investigación se inició a principios de 2008 a raíz de la denuncia de un internauta barcelonés que se descargó un archivo de pornografía infantil en que una menor de 13 años realizaba actos de contenido sexual, cuando creía que lo que realmente se descargaba era una película francesa reciente. Esta persona grabó en un DVD el archivo y acudió con el a comisaría.

Para obtener el vídeo, el denunciante había utilizado el programa de intercambio de archivos e-mule. La brigada tecnológica de los Mossos empezó a seguir el rastro de los usuarios que se habían descargado el material conociendo que se trataba de un vídeo con pornografía infantil.

Las conexiones entre estos usuarios estaban repartidas por todo el territorio, lo que derivó en el concurso de la Policía Nacional y la Ertzaintza. Una vez identificados los titulares de las líneas telefónicas, se procedió a los 40 registros en Álava, Albacete, Alicante, Asturias, Barcelona, Vizcaya, Cantabria, Castellón, Girona, Huelva, Baleares, Jaén, Coruña, La Rioja, León, Lleida, Madrid, Málaga, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Tarragona, Valencia, Valladolid y Zaragoza.

Uno de los detenidos tenía en su haber más de 11.000 archivos. Se trata de un empresario de la informática, vecina de la localidad alavesa de Agurain.

La operación se ha realizado horas después de que la Guardia Civil arrestara a nueve personas acusadas de corrupción de menores y posesión de pornografía infantil, en una operación en la que se practicaron 14 registros domiciliarios en once provincias, en los que se han intervenido abundantes vídeos y fotografías de contenido pedófilo, en muchos casos de menores de muy corta edad e incluso bebés.

El visionado podría ser delito

El Pleno del Congreso debate este martes una proposición no de ley del PNV para instar al Gobierno a presentar en el plazo "más breve posible" un proyecto de reforma del Código Penal para tipificar como delito el "simple visionado" de pornografía infantil sin almacenarla ni distribuirla, así como elevar la edad de consentimiento sexual, que en España se sitúa en los 13 años.

El PNV propone un incremento "sustancial" de las penas para delitos sexuales cometidos con menores y de las penas de inhabilitación especial para ejercer la patria potestad, tutela, curatela, guarda, empleo o cargo público o ejercicio de la profesión u oficio.

Además, exige que en el Código Penal se incluya como delito "la conducta del que acude a la prostitución infantil como cliente" y tipificar también como tal que un adulto proponga a un menor a través de Internet mantener relaciones sexuales o llevar a cabo actos de producción de pornografía infantil.

Los nacionalistas vascos proponen que se consideren circunstancias agravantes "que el delito haya dañado seriamente la salud física o mental de la víctima, que haya sido acompañado de actos de tortura o violencia, que se haya realizado a una víctima especialmente vulnerable y que haya sido cometido por varias personas".

Asimismo, el grupo dirigido por Josu Erkoreka incidirá en la necesidad de que el ordenamiento jurídico español se adecúe a instrumentos internacionales en materia de indemnidad sexual, como el Convenio del Consejo de Europa sobre Protección a la Infancia, contra la Explotación y Abuso Sexual, firmado por 27 estados.


Fuente: El Mundo