lunes, 3 de marzo de 2008

Criminología

En la criminología se estudian las causas del delito desde varios enfoques uno de ellos es la biotipología o topología criminal, esta ve a la persona que delinque como una persona diferente a las normales, centrando su atención en la apariencia del individuo y en su comportamiento, sin darle importancia al entorno social que lo rodea, concentrándose en la herencia de cada persona, pero no a la herencia entendida como la transmisión del germen criminal sino como ese conjunto de precedentes biológicos que dependiendo de los factores que lo influyan puede llevar o no a cometer un delito.
La tipología escoge un modelo humano llamado tipo o genotipo que es comparado como otro grupo de personas de características similares para realizar conclusiones generales, que van a determinar de acuerdo al físico de la persona que clase de criminal puede ser. Es así como se clasifica a los hombres en tres grupos: atlético, leptosómico y picnico. Atlético: Es de elevada estatura, anguloso, musculoso y fuerte, que esta completa y correctamente estructurado. Se caracteriza por tener una personalidad calmada, tranquila y perseverante, pero también por que de un momento a otro explota violentamente confiando en la fuerza que posee; estos hombres se inclinan a cometer delitos en los que hay derramamiento de sangre. Leptosomicos: Es aquel cuya apariencia física es de extremada delgadez, también tienden a ser muy altos, son estrechos de espalda y tienen una personalidad nerviosa, son muy pulidos, son autoritarios, rencorosos y vengativos, tienden a sufrir esquizofrenia. Cometen delitos inteligentes, como la estafa, el hurto, la extorsión. Picnicos: Se caracterizan por ser de estatura mediana, redondos, robustos, de cuello muy pequeño, extremidades cortas, su personalidad es amable, es servicial, es gracioso, es vulgar pero tiende a sufrir ataques repentinos de depresión.Tienden a cometer delitos contra el patrimonio económico y de vez en cuando delitos violentos. De lo anterior podemos deducir que: El hombre atlético es el que más delitos comete, es el que no piensa, es el más impulsivo y no presta dificultades mayores para la rehabilitación.
El hombre leptosómico, es el que más dificultades presenta para su rehabilitación por que dada su inteligencia intenta manipular a los psicólogos y a los psiquiatras.
El hombre picnico es el que menos delitos comete y el que más fácil se rehabilita.
GENETICA CRIMINAL: Intenta explicar, las causas del hombre delincuente en las anomalías cromosomicas y su relación con el comportamiento delictivo.Las personas normales poseen 23 pares de cromosomas, de esos 23 pares; 22 son comunes entre hombres y mujeres y se denominan autósomas, el par restante se denominan cromosomas sexuales; están significados por xx mujer y xy hombres, cuando estos cromosomas se distribuyen anormalmente se va generar una imperfección genética en el cuerpo que va a influenciar directamente el comportamiento de la persona. Principales Anomalías:
SINDROME DE TURNER: Este síndrome se presenta cuando la mujer tiene una formula cromo somática de 45X, es decir que adolece de los cromosomas sexuales (no los tiene), por esta razón presenta un desarrollo genital neutro, de poca pilosidad, tiene retrasos para la pubertad, menopausia precoz, pecho ancho y separado y por lo general no mide mas de 1.50cm: son inclinadas a cometer delitos abortivos en su modalidad culposa y dolosa. SINDROME TRIPLE XXX: Lo padecen aquellas mujeres que en lugar de tener dos xx, poseen 3xxx, es decir que hay un exceso de hormonas sexuales, formación genital y reproductiva normal, pero tienen desordenes menstruales y se irritan con facilidad por lo que son tendientes a cometer delitos violentos. SINDROME DOBRE YY: Lo padecen aquellos hombres que poseen un cromosoma "y" adicional, estos hombres suelen medir más de 1.83cm, son muy delgados, sufren de calvicie y de miopía y suelen cometer delitos sin ninguna causa aparente, sobre todos aquellos contra el patrimonio económico. ENDOCRINOLOGIA CRIMINAL: Explica las causas del delito, en el mal funcionamiento de las glándulas de secreción internas llamadas endocrinas, toda vez que estas glándulas son las encargadas de enviar las hormonas al torrente sanguíneo, los criminólogos suponen que pueden influenciar el comportamiento de las personas dependiendo de si están hipo o hiper estimuladas. Los estudiosos se han concentrado principalmente en 3 glándulas:Tiroides - Cuando esta glándula esta hiperestimulada convierte a la persona en un asesino sanguinario. Suprarrenales- secretan adrenalina que se activa en situaciones rápidas y urgentes, se cree que incitan a la persona a cometer delitos emocionales. Sexuales: Cuando están hiperestimuladas, insita a la persona a cometer delitos sexuales o inmorales. CARACTEROLOGIA CRIMINALEstudia la forma de ser y el temperamento de los individuos en su relación con el delito clasificando a las personas más propensas a cometer delitos dentro de los siguientes grupos. Personas de carácter nervioso: Son aquellas que responden ante los estímulos de la vida acumulando todo el potencial energético sin canalizarlo debidamente, razón por la cual frente a ciertos estímulos bloquean su raciocinio y reaccionan de manera imprevista, delitos violentos de ejecución instantánea no premeditados. Coléricos: Se dejan llevar fácilmente por las motivaciones, son combativos, agresivos y fácilmente irritables, delitos violentos y sexuales por que no aceptan el rechazo. Apasionado: Los que conceden un valor extremo a los sentimientos de amor, odio o celos, tiende a cometer delitos de forma pausada y predeterminada, por lo general de carácter violento motivados por la pasión, por lo general se dan en homicidios o por los musulmanes que se apasionan con la religión. Sanguíneo: son aquellas personas que le dan rienda suelta a los apetitos carnales de comer y beber o satisfacer cualquier instinto que tengan, actúan sin pensar en consecuencias y suelen cometer delitos sexuales. Criminal por sentimiento de culpa: Según esta hipótesis por Sigmud Freud, los seres humanos padecen de complejos que son reprochados tanto social como culturalmente; estos complejos se convierten en una carga que presionan conciente o inconscientemente al individuo.