lunes, 18 de mayo de 2009

Antonio Iglesias: 'En los análisis del 11-M salió el retrato robot del Titadyn'

Antonio Iglesias dejó de trabajar "contrarreloj" hace ahora dos años, cuando, en San Isidro de 2007, concluyó la pericial sobre explosivos ordenada por el tribunal del 11-M. A partir de ese momento, ya con calma, comenzó otro encargo que sólo él se había hecho, impulsado por la "insatisfacción comprimida" que le habían dejado las prisas con las que los ocho expertos reunidos por la Audiencia Nacional habían tenido que trabajar.



Iglesias empezó a revisar todos los análisis y a replantearse los puntos en los que los cuatro peritos independientes no habían llegado a un acuerdo con los dos de la Policía y los dos de la Guardia Civil. Esas diferencias eran lo que Iglesias describe como "discrepancias sin red". El resultado ha sido un macroinforme visado en el Colegio de Químicos de Madrid que cuestiona la conclusión principal de la sentencia y que en breve verá la luz en La Esfera de los Libros.

Pregunta.- La vía para determinarlo ha resultado muy enrevesada, pero la pregunta a la que respondía era simple: ¿qué estalló en los trenes?

Respuesta.- En el foco que mejor se pudo analizar, en la estación de El Pozo, es altamente probable que Titadyn. Aparecen todos los componentes, aparece el retrato robot del Titadyn, que para eso se hacen las analíticas.

P.- Lo cierto es que los magistrados dejan abierta una puerta a que se empleara otro explosivo, pero centran el relato y las condenas en la Goma 2 ECO robada en Asturias. Su informe vierte muchas críticas a la parte de la resolución que afecta a los explosivos.

R.- La sentencia, con todos los respetos, tiene muchas lagunas, aunque entiendo la dificultad de los jueces para moverse por el campo de la química analítica. Dice con una rotundidad demoledora que, en todos los focos, como se había detectado dibutilftalato, ajeno al Titadyn, estalló Goma 2 ECO. En cambio, ignora la presencia también en todos los focos de dinitrotolueno (DNT), que no forma parte de ese explosivo. Eso hay que decirlo ahí, señor juez. Tampoco dice nada de que los Tedax lavaran las muestras y no guardaran el material, pese a que cualquier estudiante de laboratorio sabe que hay que hacerlo.

P.- Al margen de lo que se pueda reprochar a la sentencia, usted aporta datos nuevos y relevantes que el tribunal no pudo tener en cuenta al redactarla. Por ejemplo, que en el Titadyn incautado a ETA en Cañaveras sí había dibutilftalato, pese a que su teórica ausencia llevó al tribunal a inclinarse por la Goma 2 ECO, que sí lo tenía.

R.- El análisis que habíamos hecho a ese Titadyn lo había visto 20 veces y no me había fijado, pero un día me fijo y pienso: 'Esto que han marcado aquí de modo tan genérico como ftalatos corresponde a lo que en la base de datos toda la vida hemos estado llamando dibutilftalato'. Era un hallazgo trascendente. El hecho de que no nos diéramos cuenta obedece a que el perito guardia civil que hizo el análisis se contentó con poner el genérico 'ftalatos'.

El jefe de la pericia, el policía Alfonso Vega, ya había reconocido que el dibutilftalato no es diferenciador con margen de confianza suficiente para atribuirlo a la Goma 2 ECO porque está presente en muchos plásticos y elementos de los trenes. Un día, discutiendo, Alfonso me dice: 'Mira, yo nunca diré que un compuesto es Goma 2 ECO sólo por el dibutilftalato'. Eso está registrado en las cámaras de vídeo y audio que Gómez Bermúdez había ordenado poner para la transparencia de la pericia. El remate viene cuando no sólo no es específico, sino que en la muestra de Titadyn aparece dibutilftalato.

Fuente: El Mundo.-