domingo, 9 de agosto de 2009

Estalla un tercer artefacto de ETA en los subterráneos de la Plaza Mayor de Palma

La banda terrorista ETA ha hecho explotar tres artefactos de poca potencia, que no han dejado heridos, en Palma de Mallorca sólo unas horas después de asumir en un comunicado los atentados perpetrados en junio y julio, en los que asesinaron al inspector Puelles y a dos guardias civiles, estos últimos también en la isla.

Los dos primeros artefactos estaban colocados en dos bares de Palma -los restaurantes Enco y La Rigoletta, ambos en el Paseo del Portitxol, frente a la playa de Can Pere Antoni-, según ha confirmado la Delegación del Gobierno en la isla, donde pasa sus vacaciones la Familia Real.

El tercero ha explotado en los bajos de la Plaza Mayor, donde hay galerías de compras y aparcamientos.

Agentes de la Policía se encuentran acordonando la zona, en la se ha cortado la circulación a vehículos y al paso de peatones. La bomba de los subterráneos estaba colocada en un baño de señoras -como lo estaba la primera bomba, en La Rigoletta- de la zona de las galerías y, como esos comercios están cerrados en domingo, no había personas en el lugar. Se ha establecido un perímetro de seguridad bastante amplio por si hubiera otro artefacto.

El presidente de la comunidad de propietarios de las galerías, Alejandro Capella, asegura que el guarda de seguridad le ha llamado para informarle de que había oído una fuerte explosión. Las galerías tienen cámaras de seguridad instaladas, pero hace una semana que están estropeadas por un problema técnico.

La explosión en La Rigoletta, de "escasísima potencia", según fuentes de Bomberos de Palma, se produjo sobre las 14.25 horas, con el establecimiento lleno. El artefacto estaba colocado en el falso techo del lavabo de señoras del restaurante, ubicado cerca de la cocina, y no ha provocado ningún herido y apenas daños materiales, han puntualizado. El establecimiento fue evacuado tras la explosión por orden del propietario, quien fue el que dio el aviso a los servicios de emergencias.

El Fiscal Jefe del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB), Bartomeu Barceló, Bartomeu Barceló, ha asegurado a los medios que las bombas en La Rigoletta y Enco han explosionado solas y no han sido desactivadas por los Tedax. En la Rigoletta sí había gente cuado ha explotado, pero en Enco no, ya que había sido evacuado junto con el resto del edificio, compuesto por ocho vecinos. "Todo apunta a que hay un comando de ETA en Mallorca", ha afirmado.

Según Efe, la bomba del restaurante Enco -situada en la calle Joaquín Fuster, 15, al otro lado de la bahía, a menos de un kilómetro del La Rigoletta- ha sido explosionada por efectivos de los Tedax pasadas las 16.00 horas, una vez que había sido desalojado el edificio. Efe asegura que La Rigoletta también había sido desalojado antes de la explosión.

Horas antes, en una llamada anónima a radio taxi Guipúzcoa a las 11.30 horas, con una grabación con la voz distorsionada de una mujer, ETA avisaba de la colocación de varios artefactos explosivos en restaurantes y bares de Palma de Mallorca, que explotarían entre las 12.00 y las 18.00 horas.

Una pareja que vio a una señora de unos 50 años dejar una bolsa marrón grande en el baño de señoras del restasurante La Rigoletta está prestando declaración ante la Policía.

Un equipo de agentes de la Guardia Civil de desactivación de artefactos (Tedax) se encuentra en el lugar del suceso analizando la zona junto con perros especializados en detección de explosivos.

'Como si fuera un petardo'

"Hemos oído un petardo muy fuerte y la pared de nuestra cocina, que da con La Rigoletta, ha temblado muchísimo. Luego ha salido un humo muy denso y tóxico y hemos salido todos a la calle", ha explicado Ricardo, cocinero del restaurante Tapelia, situado al lado del local donde se ha producido la primera explosión.

Algunos de las personas que se encontraban en el restaurante La Rigoletta en el momento de los hechos también han afirmado a Efe haber oído una pequeña explosión, como si fuera "un petardo fuerte".

La Guardia Civil y la Policía Nacional y Local llegaron minutos después a la zona y han acordonado unos 250 metros de playa, incluyendo los bares y restaurantes aledaños al establecimiento donde se produjo la explosión. Asimismo, se han cortado las calles adyacentes así como la entrada al Molinar por Ciudad Jardín, de modo que nadie puede, en estos momentos, entrar ni salir a la zona del Paseo del Portitxol en coche, según ha podido comprobar Efe.

No obstante, a partir del cordón policial la tranquilidad es "absoluta", la gente sigue tomándose refrigerios y muchos continúan bañándose en la parte de la playa que ha quedado abierta.

Controles en Mallorca

Desde el pasado 30 de julio, las Fuerzas de Seguridad mantienen los controles en Mallorca al máximo. Después de los ingentes dispositivos desplegados en Santa Ponça y Peguera, la búsqueda se centraba en los últimos días en Palmanova y Magaluf, donde las zonas residenciales estaban siendo peinadas puerta por puerta.

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, informaba el pasado día 4 de que las pesquisas no se limitan al perímetro mallorquín y apuntaba que el número de los terroristas que actuaron podría ser de uno a tres. El titular de Interior descartaba entonces que hubieran podido salir de la isla con pasaportes falsificados, ya que "no hay etarra que se atreva" a hacer algo así con el cordón policial desplegado.

El presidente del Govern, Francesc Antich, se ha trasladado a la Delegación del Gobierno tras conocer las dos explosiones. Según han informado a Efe fuentes del ejecutivo autonómico, Antich está reunido con el delegado del Gobierno, Ramón Socías, desde las 15.00 horas con el fin de poder coordinar las actuaciones que sean necesarias entre ambas administraciones.

El aeropuerto de Palma de Mallorca está operando con "normalidad", aunque se ha activado el protocolo de seguridad tras la explosión de los artefactos en la isla, informaron fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Comunicado de ETA

El atentado se produce apenas unas horas después de que la banda terrorista enviara un comunicado a los diarios 'Gara' y 'Berria' advirtiendo que labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las aplicadas por el Gobierno del "caudillo" Patxi López son "estériles" y que seguirá en su estrategia criminal: "A la imposición con las armas de España le hacemos frente con las armas", amenaza.

En su escrito, en euskara, ETA reivindica el asesinato, el pasado día 30 en Mallorca, de los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá Lezaun; así como el atentado con coche bomba contra la casa cuartel de Burgos, perpetrado del día anterior. También reivindica como propio el ataque a la sede del PSE en Durango del 10 de julio y el asesinato, mediante una bomba lapa, del inspector de policía Eduardo Puelles en Arrigorriaga (Vizcaya).


Fuente: El Mundo.-