lunes, 2 de marzo de 2009

El juez advierte 'indicios' de presuntas torturas a dos miembros de ETA

El juez encargado del caso de las posibles torturas a los miembros de ETA Igor Portu y Mattín Sarasola ha dictado, en las diligencias previas 66/08, un auto de fecha 27 de febrero de 2009 mediante el cual acuerda que se continúe la causa penal por los trámites de procedimiento abreviado, al apreciar que existen "indicios de la posible comisión de varios delitos de tortura y lesiones" sufridos por los dos activistas.

Según informó el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en un comunicado, en esta causa se imputa a quince agentes de la Guardia Civil, cada uno de ellos por un posible delito de tortura en concurso con otro delito o falta de lesiones.

Por su parte, el director del operativo policial y el agente custodio en calabozos están imputados por la comisión de dos delitos de tortura en concurso con un delito de lesiones y una falta de lesiones.

Portu y Sarasola, vecinos ambos de la localidad navarra de Lesaka, fueron detenidos el día de Reyes del año pasado en Arrasate-Mondragón (Gipuzkoa) por la Guardia Civil.


Fuente: El Mundo.