viernes, 10 de julio de 2009

Interior revela el uso de cloratita y la participación de una segunda persona

El artefacto explosivo que anoche causó importantes daños en la sede socialista de Durango y en varios inmuebles de alrededor estaba compuesto por más de 3 kilos de cloratita, según el departamento de Interior del Gobierno vasco, que revela además que en el atentado habría participado al menos una segunda persona, según se deduce de las primeras investigaciones practicadas por la Ertzaintza.

La Policía vasca confirma que pocos minutos después de las once de la noche un testigo avisaba a la policía local de Durango de que acababa de ver a una persona encapuchada, al parecer un varón, depositando un paquete junto a la casa del pueblo de Durango. Tras dejar el artefacto, el individuo se habría marchado del lugar en un coche, al volante del cual se encontraba una segunda persona.

El explosivo estaba depositado en una caja de cartón, envuelta a su vez por una bolsa de plástico de color negro. De inmediato, patrullas de la Ertzaintza se desplazaban al lugar y acordonaban el entorno, cortando además varias calles de los alrededores. Rápidamente procedían a desalojar el edificio y los portales colindantes.

Minutos antes de la medianoche se producía la explosión, sin que se hubiera registrado ninguna llamada previa. La deflagración, además de importantes daños en la sede socialista y en los inmuebles de los alrededores provocaba también una peligrosa fuga de gas, que tenía que ser atajada por técnicos especializados, lo que demoraba el retorno de los vecinos a sus viviendas hasta pasadas las tres de la madrugada.

En estos momentos, culminada la retirada de evidencias en el lugar por parte de los especialistas de la Ertzaintza, se ha iniciado ya la investigación, que incluye medidas como el análisis de todas las videograbaciones de la zona, con el objeto de identificar y poner a disposición de la justicia a los autores del atentado.


Fuente: El Mundo.-